ERASMUS+ KA229 - SHARE

DESAYUNO (SIN DIAMANTES).ERASMUS+ KA2. SHARE.

 

La foto es un poco triste, lo sé. Pero la tristeza es inevitable y hasta necesaria a veces, incluso para dos jóvenes tan vitales y simpáticas, además de aguerridas, como Helena y Vanessa, nuestras estudiantes Erasmus. Os explico: ellas ya están en Madeira, aunque no están en casa. Un obligado periodo de cuarentena impuesto por las autoridades de la isla las mantiene sin poder relacionarse con su familia, amigos, sin bañarse en sus bellas playas ni dejar que su sol las acaricie... En definitiva, parece que siguen compartiendo nuestro destino aún fuera de España. Seguro que las comprendéis muy bien, ¿verdad? La foto es de su primer desayuno en cuarentena, mano a mano, con cereales en vez de diamantes:)

La última semana aquí fue especialmente dura para ellas y las familias de acogida, por razones obvias: ni siquiera nuestro gobierno -ni  muchos otros- sabía muy bien qué hacer, la situación  respecto a viajes, movilidad, fronteras y medidas sanitarias cambiaba de hora en hora, se suspendían las clases, no nos podíamos acercar unos a otros y un largo etcétera de incertidumbres. Pero han recibido un apoyo inestimable de dos familias maravillosas y responsables, que cumplieron magníficamente con lo que les tocaba hacer: ser sus padres españoles, protegerlas con su ayuda,  darles cariño  y  tranquilidad. 

Están sanas,  "en casa" o casi, tras completar los dos meses mínmos de movilidad con éxito, sumando esfuerzos y aprendizajes; nos han enseñado también mucho, desde luego. Su recepción por parte de toda la comunidad educativa ha sido ejemplar. Recibieron atención muy personalizada, clases extra de español, actividades extraescolares y ayuda académica. Las notas que me están llegando del profesorado son excelentes y muy pronto concluiremos el informe final de su movilidad. Una experiencia intensa e inolvidable, fructífera y, como todo lo que de verdad merece la pena, no exenta de riesgos y vivencias que dejan hermosos arañazos en el corazón.