ERASMUS+ KA229 - SHARE

¿BAÑERAS DE BURBUJAS?

Con el viento a favor, a veces un poco a la deriva, hemos llevado finalmente nuestro proyecto SMILE a buen puerto. Premios, viajes, actividades internacionales, mucho trabajo y mucha ilusión. Podemos decir: “Hecho”  (y eso es casi mejor que “perfecto”). Porque supimos, pudimos y quisimos hacerlo, lo hicimos. Muchas personas juntas, gracias a todas.

Pero hay que zarpar de nuevo, el próximo curso tenemos otro tanto o más que hacer:

  1. Organizar un sistema de tutoría entre pares para que haya alumnos que puedan ayudar a otros asumiendo un papel activo y responsable en el cuidado del clima del centro. Muy asentado en los países anglosajones, es un sistema ajeno al proteccionismo y paternalismo con el que las culturas mediterráneas tratamos a los jóvenes. ¿Os acordáis de los  Prefectos de Hogwarts? Son los que ayudan a los profesores con otros  alumnos.  Tienen privilegios como dos vagones especiales en el Expreso de Hogwarts y un baño exclusivo con una amplia bañera y burbujas. En nuestro caso no llegaremos a tanto, quizá a una excursiónWink.  ¿Nos irá bien? Vamos a probar, ¿no? leer más 
  2. Individualizar las tutorías (ya se hace en este centro, intentaremos potenciarlo).
  3. Seguir implicando a los padres pero de formas nuevas, quizá invitándolos a alguna clase, bien para participar  como educadores en la medida en la que nos pueden enseñar muchas cosas. ¿Se os ocurre algo más?
  4. Establecer en algunos cursos con bajo rendimiento un sistema de retos u objetivos muy concretos, públicos y revisables a los que el estudiante se comprometa.
  5. Crear en algunas asignaturas  itinerarios de trabajo más abiertos para cada tema, incrementando la oferta de actividades y diversificando su naturaleza.
  6. Y de nuevo (en este caso lo último es igual de importante o más), gracias a nuestro proyecto europeo ERASMUS+  SMILE dos alumnos del instituto, Alba Peláez y Gabriel Sánchez van realizar movilidades durante  el primer trimestre el curso 217/2018 en Bélgica y Austria respectivamente, y acogeremos en el centro a un estudiante austríaco.

Os animo a todos a colaborar, tanto si sabéis inglés como si no; si algo de lo que habéis leído os interesó, me encantaría contar con vuestra ayuda. No pagamos, no hay reducciones horarias, apenas unos pocos puntillos, ¿qué más se puede pedir? Es broma, resulta muy estimulante, y además tenemos que ir a Irlanda en primavera a enseñar nuestros resultados. Y eso será el próximo curso. Son cosas un poco experimentales, pero como dijo Gide, no veremos nuevos océanos hasta que perdamos de vista la costa.